Esta es una pregunta muy frecuente de personas novatas al hobby de los cactus. Al apreciar a una planta tan espinosa con apariencia amenazadora se nos suele cruzar la idea por la mente de tratarse de plantas peligrosas.

En realidad existen algunas especies de cactus con espinas muy filosas, como muchas especies de Opuntias, que además poseen microscópicos “anzuelos” en sus espinas y, una vez ingresadas en la piel no es tan fácil removerlas. Estas especies del grupo de Opuntia imbricata, originarias de Estados Unidos y México no son muy aptas para las colecciones.

Por otro lado, la gran mayoría de los cactus tienen espinas menos ofensivas y pueden ser fácilmente manipulados, usando guantes, pinzas, o con algo de práctica hasta sin protección. Incluso existe una cierta cantidad de cactus sin espinas, como casi todos los Astrophytum, Lophophora, Blossfeldia etc.

Hay personas que no se compran cactus, porque temen que sus niños podrían lastimarse. La solución es muy simple. Es cuestión de mostrar al ñino a un cactus de cerca, explicandole que estas plantas pinchan a las manos. Para evitar accidentes con niños pequeños, es suficientes poner a los cactus espinosos sobre mesadas y no en el suelo.

Las mascotas de la casa suelen darse cuenta rapidamente y aprenden en seguida de respetar a los cactus. En especial los gatos son muy hábiles para pasearse entre las epinas sin tocarlas y hasta se ponen entre los cactus a tomar sol.

También hemos sido preguntas frecuentemente si los catus contienen veneno. Hasta hoy no ha sido confirmado que tengan alguna sustancia altamente tóxica, pero sí del contenido de sustacias aplicadas en la medicina natural. Esto se refiere a algunas especies que utilizan los nativos para sus

Mammillaria con plumas, sin espinas

medicinas, así como muchas a otras plantas. No se recomienda, sin embargo su uso casero, sin los conocimientos extactos, las formas de aplicación y su dosificación.
Finalmente podemos constatar que coleccionar cactus es un hobby muy interesante y tal vez el único “peligro” consista en la adicción que produce al coleccionarlos. Conociendo una vez la cantidad de formas y colores de la infindad de especies que existen y logrando sus floraciones, difícilmente podamos dejarlo!

About these ads