El habitat de este “Gymno” es sorprendente y comprende una pequeña zona muy árida con suelo arcilloso y duro. Algunos arbustos espinosos dan algo de sombra a los cactus, pero la sombra es parcial con una iluminación “filtrada”.

Lo especial de esta especie es la fuerte proliferación que ya se nota en pequeños ejemplares. El clima es cálido por casi todo el año y hasta en el invierno la temperatura suele llegar a veces hasta 30 grados durante el día. Las lluvias se distribuyen por todo el año, sin existir una pronunciada temporada de sequía.

En el mismo lugar crecen cactáceas como Discocactus, Harrisia, Cereus, Opuntia, Echinopsis y Frailea.

El cultivo de esta especie es fácil, teniendo en cuenta de que le gusta una leve sombra y una suave humedad en el sustrato.

Esta especie se encuentra en reproducción en nuestro vivero.

Anuncios