Este cactus es uno de los pocos que probablemente no corre riesgo de extinción.  Su amplia distribución por miles de kilómetros cuadrados con millones de ejemplares que suelen dominar al paisaje, parece asegurar su prevalencia por muchos años más. Stetsonia es un género monotípico y, aparte del Paraguay se encuentra también en Argentina, Bolivia y Brasil.

Es interesante destacar que muchas veces crece en suelos de alta salinidad y puede resistir sequías de más de un año!

Esta especie alcanza una altura de 10 metros, con troncos muy grandes de medio metro de diámetro. Cuando es cortado, sus ramas enraízan para brotar nuevamente en cualquier lugar, a pesar de su lento crecimiento y se lo encuentra inclusive en zonas de vegetación secundaria.

Los indígenas de la zona consumen  sus frutos y utilizan sus espinas como agujas. También se conoce el uso se las ramas espinosas como rallador de mandioca. Muchas veces se ven pequeñas aves, tipo pájaro carpintero que hacen nidos en sus cavidades.

Ejemplares jóvenes crean cercos impenetrables en los vastos bosques secos.

Esta especie es de fácil cultivo, pudiendose mantener bien en macetas, aunque, de esta manera no se logre verla con sus flores nocturnas.

Anuncios