Frailea chiquitana

Este singular género fué creado en 1922 por los botánicos norteamericanos Britton y Rose en honor al encargado de la colección de cactus del Departamento de Agricultura en EE.UU., Manuel Fraile. Se caracterizan por su reducido tamaño, abarcando una ámplia distribución en Paraguay, Brasil, Uruguay, Argentina y Bolivia. La gran mayoría de estas plantas crece en campos y praderas con suelo rocoso o arenoso. La excepción son algunos habitats en el bosque seco del Chaco Paraguayo, dónde fueron descubiertas en compañía de Gymnocalycium y Echinopsis, con una especie publicada recién en 1997 (Frailea piltzii).

Frailea alexanderi

Las Fraileas poseen una característica muy peculiar. Sus flores son en la gran mayoría de las especies cleistógamas, pudiendo producir semillas fértiles sin la polenización por insectos y sin abrir la flor. Sin embargo, si el clima es adecuado, también pueden florecer normalmente y polenizarse, logrando así el intercambio de genes.

El cultivo es relativamente fácil, respetando el orígen de las especies y sus requerimientos. Con excepción de las especies chaqueñas, podemos plantarlas en macetas de barro y ponerlas en el jardín al aire libre, o insertarlas en un “jardín de piedras” (rocalla). Con medio día de sol crecen perfectamente.

Frailea cataphracta

Frailea cataphracta

En plena sombra o con la explosición al sol por todo el día, mueren rápidamente. El riego podemos dejar a cargo de las lluvias, siempre que el suelo tenga un buen drenaje.

La reproducción por semillas es fácil y éstas a veces ya germinan a los 48 horas, pero no debemos guardarlas por más de dos meses, porque pierden rápidamente su fertilidad.

Especie nueva de la región chaqueña

Disponemos de varias especies de Fraileas para la venta.

Anuncios