Mammillaria hahniana con floración invernal

Durante el invierno, los cactus no necesitan de mucho cuidado, siempre y cuando estén protegidos de las lluvias. Como sabemos, es la época de reposo y no debemos estimular el crecimiento con riegos, como lo haríamos con otras plantas del jardín. Solamente podemos regar a las especies de los siguientes géneros: Notocactus, Discocactus, Frailea, Gymnocalycium (excepto los procedentes de zonas andinas chaqueñas), Pilosocereus, Melocactus, Echinopsis de zonas bajas y todos los cactus epifíticos. Estos riegos se deben realizar con precaución y solamente en días cálidos (con más de 20 grados), durante la mañana. La frecuencia máxima sería entre 2 a 3 semanas. Dela misma forma también regamos a los semilleros, puesto que las pequeñas plantulas aún no tienen reservas para las sequías prolongadas.

Eriosyce laniceps

No debemos preocuparnos al observar que algunas especies se deshidratan durante el invierno. Es un proceso normal y la planta empieza a utilizar sus reservas de líquido. En especial se nota este efecto en las especies de Lophophora, Astrophytum, Ariocarpus etc. que se suelen arrugar o achatarse sobre el suelo.

Algunas especies con floración invernal también pueden recibir algo de agua, excepto algunas muy sensibles al agua, como por ejemplo Mammillaria plumosa. Otras especies empiezan con su floración hacia finales del invierno. También a éstas podemos sumininstrar agua en forma moderada.

La tolerancia de los cactus al frío depende de su procedencia. Para la gran mayoría se recomienda una temperatura mínima de 8ºC, no obstante también soportan hasta 2ºC durante algunas horas, si las temperaturas diurnas suben a más de 15ºC. Existen ciertas especies de cactus con procedencia de grandes alturas que soportan incluso hasta -15ºC, pero es mejor no arriesgar a nuestra colección si lo sabemos su procedencia con exactitud. En la mayoría de los casos es suficiente proveerlos con un envoltorio provisorio de polietileno cuando se anuncia una helada nocturna, no olvidando quitarlo al día posterior.

Tepidus est vita, nex est gelidus. (El calor es vida, la muerte es fría)

Anuncios