Discocactus hartmannii

Se trata de un género con forma globular, procedente de Brasil, Paraguay y Bolivia de zonas climáticas mayormente tropicales. Son plantas muy apreciadas por los coleccionistas por sus interesantes formas y flores nocturnas y perfumadas. Su nombre proviene del griego “diskos”, referiendose a su forma de disco y fué descrito en 1837 por Pfeiffer.
En los últimos años se decribieron una gran cantidad de “nuevas” especies, debido a la gran variabilidad de sus formas locales, reduciendose luego a 24 especies, incluso algunos autores reconocen solamente 12.

Discocactus placentiformis

Una característica muy interesante es el desarrollo de una zona floral lanosa, llamada cefálio. Se forma en el estado adulto de la planta y es muy similar al de los Melocactus. Las grandes flores nocturnas son siempre blancas y se abren por una sóla noche, despidiendo un perfume muy agradable e intenso, que a veces se puede sentir a muchos metros de distancia. Este perfume tiene el propósito de atraer a los polinizadores, que son las mariposas nocturnas.

Discocactus buenekeri

El cultivo de la mayoría de los Discocactus requiere algo de experiencia y generalmente no son aptos para principiantes. Con excepción de la única especie nativa de Paraguay (Discocactus hartmannii), no soportan las heladas y deben ser protegidos en el invierno de las bajas temperaturas, inferiores a 4 grados. Les gusta un lugar soleado y bastante humedad durante la época de crecimiento. En el invierno se pueden reducir los riegos, pero sin tenerlos completamente secos por mucho tiempo.

Discocactus horstii

Con excepción de algunas pocas especies, se reproducen por semillas que se obtienen solamente mediante la polinización con flores de otros ejemplares, ya que todos los Discocactus son autoestériles. La siembra requiere algo de experiencia y demora de 3 a 6 años hasta obtener plantas adultas. Muchas veces se los injerta para facilitar su cultivo. Especialmente Discocactus horstii, la especie más pequeña del género se suele cultivar en forma injertada.

Discocactus hartmannii en su hábitat, afectado por los quemazones

Todas las especies de los Discocactus se encuentran amenazadas en sus hábitats y algunas ya están practicamente extintas o a punto de desaparecer. Por eso debemos desarrollar buenos métodos de propagación en cultivo mediante semillas, no extraer plantas de hábitat, ni comprar plantas silvestres!

En Jardín Urumbé disponemos de plantas cultivadas para la venta,

Anuncios